Cuando tenemos a nuestro cargo a ancianos, cuyo problema principal no es solo la edad, sino otras enfermedades causadas por su longevidad, sabemos que uno de los principales problemas al cuidarlos es su movilidad. Las personas mayores pierden agilidad por problemas de huesos entre otros y muchos de ellos quedan prácticamente inmóviles, lo que resulta muy difícil a la hora de aplicarles sus cuidados diarios como darles de comer, asearles o incorporarles para actividades como ver la televisión o leer.

Ventajas de las camas articuladas eléctricas para los Geriátricos 

Es entonces cuando las camas articuladas eléctricas juegan uno de los papeles más importantes en la salud de los enfermos y son la mejor opción en cuanto a camas para personas mayores por sus numerosas ventajas.

El primer beneficio es que aportan una postura correcta al anciano para un mejor descanso, evitando problemas en la columna vertebral. También permiten al cuidador mover al paciente sin un esfuerzo extremo, cuidando también de su espalda. Además, como muchas de estas camas para uso geriátrico asistencial, cuentan con unos elevadores que permiten subir y bajar al enfermo, facilitan la tarea del personal encargado del cuidado de los ancianos en residencias para la tercera edad y centros geriátricos. 

Como el paciente adopta una postura adecuada con las camas articuladas, se evita el hinchazón de piernas y pies, evitando también dolores musculares que son muy incómodos en personas que se encuentran encamadas la mayor parte del tiempo.

Como estas camas geriátricas tienen un mando que también puede ser usado por el paciente, hace que éste tenga una mayor autonomía e independencia al controlar él mismo movimientos tan esenciales como levantarse de la cama o incorporarse, sin necesidad de estar pidiendo ayuda a cada rato.

Pero ¿Dónde encontrar estos artículos tan fundamentales en geriatría? En Formas Descanso estamos especializados en la fabricación de camas articuladas, así como en otros productos relacionados con el descanso de los ancianos, como, por ejemplo, colchones antiescaras o barandillas para las camas.

Nuestro colchón antiescaras posee una combinación de celdas que distribuye de forma homogénea la presión en la postura decúbito, evitando las úlceras ocasionadas por la presión. Asimismo, podemos añadir más confort y seguridad al anciano con nuestra barandilla eco, muy fácil de colocar y de plegar. 

Tipos de camas articuladas para Geriátricos

Formas Descanso tiene dos camas articuladas en función de las necesidades del enfermo y/o anciano: la cama alzheimer y la geriátrica. 

La cama alzheimer tiene un somier multilama para dar mayor comodidad y posee cabecero, piecero y barandilla. También cuenta con cuatro planos y tres articulaciones de regulación eléctrica. Su elevación eléctrica es de entre 22 y 77 cm y está dotada de un alojamiento para porta sueros.

La cama geriátrica tiene su estructura en acero y está articulada en cuatro planos eléctricamente. Ofrece la posibilidad de incorporar distintas opciones como barandillas o carros elevadores. Su tren de rodadura tiene unas ruedas de 125 mm con bloqueo diagonal.

¡Con nuestros productos para el descanso, podemos mejorar la vida de nuestros mayores y facilitar el trabajo a los cuidadores de los geriátricos!